Ante las sucesivas condenas a las entidades bancarias por usura en los contratos de las tarjetas ‘revolving’, algunas de ellas, según los expertos, están tratando de ahorrarse dinero e indemnizar en menor cantidad a los consumidores afectados,…. la banca electrónica WiZink y otras entidades están «ofreciendo acuerdos por un tipo de interés superior al que le sería de aplicación o bien acuerdos por menor importe de indemnización del que procede en cada caso».

De esta forma, «están intentado «rehuir la devolución de los intereses de formas distintas». Uno de los trucos es que, sin que el consumidor haya realizado queja de ningún tipo, el banco le informa que procede a hacer una bajada del interés que aplican a su tarjeta, con el eslogan: «Le bajamos el interés: ahora pagara solo el 20% TAE».

«Se trata de una estrategia psicológica y de marketing, con la que consiguen que el cliente tenga la sensación de que la entidad cuida de él, pero es falso. Si bien, paga menos de lo que pagaba antes, continúa pagando más de lo que realmente debe», explica Romero.

Oferta de dinero a cambio del silencio

Asimismo, muchas entidades lo que hacen es lanzar un anzuelo en formato económico. «Le ofertan una cantidad de dinero a cambio de perder la posibilidad de reclamar ante los tribunales.

De esta manera, la banca en cuestión no perderá fondos, ya que la cantidad ofrecida a los clientes es mucho más baja que el importe que en realidad les correspondería si denunciaran la entidad. «En este caso, el truco está también en no decir de dónde sale la cantidad ofrecida al usuario, no facilitar la información suficiente para que el cliente pueda saber si le correspondería más de lo que le ofertan, de este modo juegan con la sensación de una cifra atractiva probablemente irreal», añade.

Ante esta situaciones, esta experta recuerda que gracias a la sentencia del Tribunal Supremo en esta materia, todos los usuarios que utilizaban tarjetas ‘revolving’ con la aplicación de tipos de interés demasiado altos podrán reclamar las cantidades pagadas hasta ese momento. «Como acostumbra a pasar con las entidades bancarias, sus productos y funcionamiento terminan siendo un laberinto para el usuario de a pie«, por eso añade, «lo ideal es apoyarse en expertos y profesionales para conseguir el reembolso de los intereses ilícitos».

Hace ya un tiempo que se oye hablar de tarjetas ‘revolving’, que, según la definición del Banco de España, constituyen «un crédito que se renueva de manera automática a su vencimiento mensual, de tal forma que en realidad es un crédito rotativo equiparable a una línea de crédito permanente». Este tipo de tarjetas permiten pagar a plazos aplicando unos intereses que pueden llegar incluso hasta el 27% o más. «Generalmente, el mismo usuario puede escoger si quiere pagar el total del importe dispuesto a final de mes o dividirlo en plazos. Aquí está la trampa: es imprescindible conocer las condiciones del pago aplazado, cómo se amortiza la deuda y cuáles serán los intereses».

(Fuente: Confilegal)

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta